Torrejas de espinaca (buñuelos)

Ingredientes

Espinaca medio atado (aproximadamente)
Huevos 2 unidades
Harina leudante 10 cucharadas soperas colmadas
Leche cantidad necesaria
Queso rallado 2 cucharadas colmadas
Sal, pimienta, nuez moscada, a gusto
Aceite para freir 1 litro

Opcional

♦ Calabaza hervida 2 rodajas finas

Manos a la espinaca

01

Preparación de las verduras y la pasta

En una olla grande, colocar las hojas y los tallitos de espinaca bien lavados. Agregar agua lo suficiente como para cubrir. Poner un poco de sal gruesa y hervir unos minutos hasta enternecer. Colar la verdura, estrujar bien el agua pisando con la ayuda de un tenedor y sobre una tabla de madera, picar bien chiquita. En un bol, incorporar las verduras (en el caso de agregar calabaza por ejemplo, ya hervida). Agregar los huevos y batir un poco. Sumar la harina alternando con unos chorritos de leche a temperatura ambiente. Seguir agregando la harina hasta comprobar una pasta chirle. Hay que tener en cuenta que las espinacas o acelgas, tienen mucha agua en sus hojas por lo que es importante no excederse con el agregado de la leche. Sumar el queso rallado. Salar, pimentar e incorporar una pizca de nuez moscada.

Manos a las torrejas o buñuelos

02

Preparación de la cocción y presentación

En una olla apta para freir, calentar muy bien el aceite. Con la ayuda de dos cucharas soperas, tomar la pasta e introducir en el aceite formando un buñuelo (o lo más parecido que se asemeje). Cocinar hasta dorar, escurrir sobre papel absorvente y servir calentitas acompañando carnes, ensaladas, o un arroz blanco. También solas junto a una picada. ¡Buen provecho!
torrejas.jpg
torrejas_2.jpg

Más recetas de la cocina


Imprimir   Correo electrónico